Entrevista de la Prov. Bética al Hno. José Miguel Valdés, miembro del Equipo del Delegado

El Hermano José Miguel Valdés explica que el proceso que se desarrollará en los próximos años no es realmente de unificación. “Es el proceso de creación de una nueva y única Provincia en España, aprovechando las estructuras, experiencia y trabajo llevado a cabo por las tres Provincias actuales, que se erigieron en el año 1.934”, matiza.

La dedicación y los esfuerzos serán necesarios, pero con un horizonte alentador. “No se trata de una decisión puntual tomada en el Capítulo Interprovincial”, indica. Tras tres años de discernimiento sobre el futuro de la Orden en España, “las Provincias de Castilla, Aragón y Bética han decidido, mayoritariamente, la creación de la Provincia única para 2020”. En este sentido, el Hermano José Miguel Valdés se muestra convencido de que el deseo de Hermanos y colaboradores (trabajadores, voluntarios y bienhechores) es responder mejor a las necesidades y desafíos presentes y futuros de la Institución.

“Entre las tareas, se pueden destacar algunas como construir y organizar todos los órganos jurídicos y civiles necesarios, y las estructuras de gestión de la nueva Provincia; nombrar equipos y comisiones de trabajo; estudiar las estructuras de la Obras Apostólicas, jurídica, canónica y civilmente, evaluando las distintas posibilidades, y establecer canales de comunicación con las actuales Provincias”, subraya. Además,

indica que habrá tres ejes principales sobre los que se centrará el trabajo: “Vida de Hermanos, Colaboradores (trabajadores, voluntarios y bienhechores) y Estructuras”.

Con respecto a las oportunidades que brindará este nuevo rumbo, comenta que habrá muchas. “Con las múltiples presencias que tiene la Orden en España, aprovechar las sinergias de las tres Provincias actuales será una gran ventaja en cuanto a Misión y Visión de la Orden, pero sobre todo hay que tener muy presente las palabras del Superior General: Tenemos una gran oportunidad de hacer nacer una Orden renovada en España”.

Para llevar a cabo esta renovación, el miembro del Consejo Delegado indica que se está en el inicio del trabajo. Ante esto destaca: “Los cambios los iremos viendo poco a poco. En todo caso, el futuro de la Orden en España no es lo que va a pasar sino lo que entre todos, Hermanos y colaboradores, vamos a construir”.

El Hermano José Miguel Valdés reconoce que la tarea que se desempeñará durante este proceso será laboriosa y duradera, pero precisa que si se aplican los criterios de prudencia, comunión y participación de las personas implicadas, “como insiste el Superior General”, las dificultades serán menos o más fáciles de solucionar, llegando a responder adecuadamente al porqué las tres Provincias han tomado esta decisión.

“El futuro de la Orden en España no es lo que va a pasar, sino lo que entre todos vamos a construir” .

 

Fuente: Comunicación Provincia Bética.